Modalidades de Tratamiento Terapéutico

• Psicoterapia individual.
Es un espacio que se le brinda al paciente en donde tiene la posibilidad de abordar en profundidad temáticas relacionadas con su vida, historia familiar, historia de consumo, etc. Generalmente esta modalidad de tratamiento va acompañada con la inclusión del paciente en un Grupo de Autoayuda, de manera que ambos espacios terapéuticos se complementan. Todos los pacientes de la Institución tienen Terapia Individual ya que consideramos que es de vital importancia llegar a puntos nodales y/o traumáticos con el objetivo de lograr el movimiento interno necesario para sostener la abstinencia de sustancias en el tiempo.

• Tratamiento ambulatorio.
El tratamiento ambulatorio ofrece al individuo y a su entorno familiar un espacio terapéutico más participativo en la recuperación de ambos, donde se trabajan fluidamente sus roles, reforzando sus vínculos por medio de un contacto más cercano. Dicha modalidad ofrece al paciente distintas actividades que se desarrollan en la institución e implica que el mismo concurra al establecimiento 3 veces por semana para: las sesiones de terapia individual y terapia grupal, la terapia de padres, de familia, de grupos de hermanos y parejas, sesiones vinculares, controles médicos y psiquiátricos, y distintos talleres recreativos y terapéuticos (taller vivencial, taller de musicoterapia, taller de gimnasia y actividades deportivas- recreativas, taller de cine debate, taller de teatro, taller de cocina, entre otros).

• Hospital de día (4 horas u 8 horas).
La modalidad de Hospital de Día puede desarrollarse media jornada (4horas diarias) o jornada completa (8 horas diarias), ofreciendo al paciente un marco de mayor contención. Dicha modalidad incluye sesiones de terapia individual y terapia grupal, la terapia de padres, de familia, de grupos de hermanos y parejas, sesiones vinculares, controles médicos y psiquiátricos, y distintos talleres recreativos y terapéuticos (taller vivencial, taller de musicoterapia, taller de gimnasia y actividades deportivas- recreativas, taller de cine debate, taller de teatro, taller de cocina, entre otros). A su vez se realizan actividades de vida diaria como el cuidado de la casa, el aseo y el cuidado de su persona, la preparación de las diferentes comidas diarias, y la incorporación de hábitos sanos como el orden, el diálogo, la responsabilidad de llevar adelante los quehaceres cotidianos.

• Internación.
Esta modalidad de tratamiento está indicada para aquellas personas que necesitan más contención y apoyo profesional para lograr la abstinencia de sustancias, para luego – en función de los logros obtenidos y las mejorías- pasar a una modalidad de tratamiento de hospital de día o ambulatorio. Si bien el consumo de sustancias psicoactivas está considerado por la Organización Mundial de la Salud como un trastorno de la conducta y del comportamiento, el problema de las drogas trae aparejado consecuencias negativas en el orden escolar, judicial, laboral, familiar, etc. Es por ello que los pacientes en este tipo de tratamiento cuentan con un mayor seguimiento e intensidad de espacios terapéuticos, además del beneficio de estar aislados del medio social y familiar que era un factor de riesgo de consumo de sustancias.
En nuestra institución el modelo de internación se basa en las normas de convivencia de una comunidad terapéutica lo cual favorece que los pacientes incorporen como herramienta los valores de la institución y estructuren su vida cotidiana, para así poder planificar y concretar objetivos a corto y largo plazo.
Esta modalidad de tratamiento incluye actividades con horarios y días fijos: comidas, talleres, momentos de trabajo en la casa y momentos de ocio individuales o grupales, sesiones de terapia individual y terapia grupal, la terapia de padres, de familia, de grupos de hermanos y parejas, sesiones vinculares, controles médicos y psiquiátricos, y distintos talleres recreativos y terapéuticos (taller vivencial, taller de musicoterapia, taller de gimnasia y actividades deportivas-recreativas, taller de cine debate, taller de teatro, taller de cocina, entre otras actividades y talleres que se desarrollan regularmente en la institución). Asimismo, los pacientes ocupan funciones asignadas dentro de la comunidad terapéutica con el objetivo de que los roles asumidos sean parte de un aprendizaje de normas y responsabilidades en un grupo terapéutico. Realizan actividades de vida diaria como el cuidado de la casa, el aseo y el cuidado de su persona, la preparación de las diferentes comidas diarias y la incorporación de hábitos sanos como el orden, el diálogo, la responsabilidad de llevar adelante los quehaceres cotidianos y la convivencia (para la cual se realizan Grupos Encuentros en los cuales participan todos los internados y el terapeuta que realizó la guardia nocturna). Semanalmente se elaboran pedidos de visitas y proyectos de salida que son evaluados por el equipo terapéutico.
Si, a partir de la evaluación del equipo de profesionales de la institución, se observa que el paciente ya cuenta con las herramientas suficientes para pasar a otra modalidad de tratamiento, se trabaja terapéuticamente el hecho de que el paciente se reinserte en el medio social y familiar; considerando los factores de riesgo y de protección de recaída en el consumo que esto puede traer aparejado.

No hay comentarios aún.

Deja tu comentario